viernes, 17 de octubre de 2008

Partenón (Arquitectura)


1 comentario:

  1. La lámina nos presenta el Partenón, realizado por Ictinos y Calícrataes y supervisado por Fidias. Pertenece al arte griego clásico, de acuerdo con los valores formales que comentaremos a continuación, realizado en el siglo V a.C, en la Acrópolis de Atenas, Grecia.

    Se trata de un edificio religioso, un templo; Podemos apreciar la parte exterior del templo.
    Realizado mediante mármol pentélico, es un templo octásilo, con 8 columnas en el frente, anfipróstilo, con columnas en la fachada principal y en la fachada posterior, y períptero, rodeado en los cuatro costados por una fila de columnas., este conjunto se asienta sobre el estereóbato, donde el estilóbato, que es el peldaño superior, aguanta el peso del edificio.
    Siendo una obra de estilo dórico, las columnas carecen de basa y su fuste aparece estriado conteniendo veinte acanaladuras, su capitel se caracteriza por un grueso ábaco, sobre este se encuentra el entablamento, formado por dos cuerpos, un arquitrabe liso y en friso fragmentado por metopas intercaladas entre triglifos, sobre el friso se sitúa la cornisa, una moldura que sierra junto con el tejado a dos aguas formando un triángulo llamado tímpano que se decora con escultura. Como podemos apreciar en la lámina, las metopas, creadas por Fidias, nos presenta la Centauromaquia y en el frontón solo quedan dos estatuas del nacimiento de Atenea, realizado también por Fidias. Pero quizás el aspecto que más sorprende de su arquitectura es lo que no se ve, los refinamientos ópticos que sutilmente utilizaron sus constructores; La curvatura del entablamento, la inclinación y el abultamiento de las columnas y la distancia desigual de los intercolumnios para corregir las aberraciones naturales de ojo humano.

    Aunque no podemos apreciarlo sabemos que la estructura del templo es muy simple, consta de una sala rectangular o naos, donde hay frisos jónicos que bordean el exterior de esta. En la naos se encuentra la efigie divina, precedida de un pórtico delantero abierto o pronaos, y secundado en el extremo opuesto por otro pórtico cerrado llamado opistodomo.
    Todo el edificio tiene cubiertas planas en el interior. Alrededor e las dependencias litúrgicas se habilitó un pasillo exterior o perístasis delimitado por columnas.
    Los griegos daban más importancia al exterior que al interior, en el que la proposición, medida y armonía se concentran junto con la decoración, ya que la religión griega celebra ceremonias de culto al aire libre.

    El templo estaba decorado por 92 metopas, distribuidas en el bloques de 14 en los frentes y 32 en los laterales. Los temas fueron la Gigantomaquia, en el frente oriental, la Amazonomaquia, en el occidental, la Guerra de Troya, en el costado septentrional, y la Centauromaquia, que hemos mencionado anteriormente, en el meridional.
    El tema para el frontón occidental fue el célebre certamen que se convocó en el Olimpo para elegir al Patrono del Ática, entre Atenea y Poseidón. Las figuras se acomodan con su postura erecta, sedente, agachada o yacente a las fastidiosas pendientes del frontón triangular.
    Estas imágenes se han perdido, pero las conocemos por descripciones literarias y por un dibujo realizado antes de la guerra véneto-turca, cuando una bomba impactó en el Partenón.
    Cuando la escultura dórica del Partenón había concluido en los frisos jónicos encontramos altos relieves narrando el ceremonial que seguían los atenienses durante las grandes festividades estivales de las Panateneas.
    La efigie divina del templo era la Atenea Parthenos, de aquí el nombre del templo.

    Relacionado con el Partenón encontremos los propileos, pórticos dobles que dan entrada a la Acrópolis, el Erecteion y el templo de la Atenea Niké.

    ResponderEliminar