viernes, 9 de marzo de 2012

La Gioconda. (1503-1506)


La Gioconda, obra de Leonardo Da Vinci pertenece al Renacimiento concretamente al siglo XVI, etapa conocida como el cinqueccento. En este siglo la pintura vive una notable evolución ya que la figura del hombre es la principal.
Es unos de los cuadros más famosos que existe. Se encuentra ubicado en el Museo del Louvre en París. Es con diferencia unas de las pinturas más visitadas. En 2005 fue instalada en una vitrina antibalas en una sala especial, donde está protegida del calor, la humedad y el vandalismo.
La protagonista del cuadro es Lisa Ghererdini, una dama florentina casada con Franccesco del Giocondo.
En cuanto a la técnica, está de óleo sobre tabla, tiene una dimensión de 77 por 53cm y concretamente es un retrato.
Unas de las carasterísticas de la dama que aparece en el cuadro es que se representa sin bellos en la cara. Aunque hoy en día nos extrañe, esto era costumbre común entre todas las damas florentinas, depilarse todo el bello de la cara.
Es la última obra de Leonardo y de hecho estuvo retocándola hasta sus últimos días.
Cabe destacar la combinación de la perspectiva aúrea y de la técnica del sfumatto que consiguen una estupenda sensación de tridimensión y de profundidad.
Los críticos suelen afirmar que lo mejor de la obra es la sonrisa debido a que hay una ilusión que aparece y desaparece debido a la manera en la que el ojo procese la imágen.
El paisaje es un fondo agresto, salvaje. Los colores más utilizados son el ocre quemado para dar sensación de ocuridad, alboyalde y amarillo sulfuroso para los colores carne.

1 comentario: