domingo, 17 de mayo de 2015

Casa Kaufmann



Descripción: Esta arquitectura recibe el nombre de Casa Kaufmann, o casa de la Cascada, cuyo autor es Frank Lloyd Wright. Se encuentra en Bear Bun, Pensilvània (EE.UU)

Aspectos materiales y técnicos: Esta obra se ha elaborado con hormigón armado, piedra, vidrio y aluminio. Su estilo es organicista.

Analísis formal: La casa de la Cascada consta de tres plantas, y se construye a partir de una composición geométrica de planos verticales en piedra que se oponen a los planos horizontales de hormigón. Estos se equilibran sobre la superficie rocosa y consiguen que el conjunto muestre una gran plasticidad estructural que evoca la cascada que se encuentra justo debajo. Ello potencia la asimetría entre la horizontalidad construida y la verticalidad natural. Los criterios de la composición del conjunto son básicamente tres: el cruce continuo de unos volúmenes sobre otros,, la forma de proyectar el edificio desde el interior hacia el exterior, y la integración del edificio en un entorno natural. En su interior, cada planta tiene una disposición totalmente libre, sin ninguna estructura reguladora de espacios, de modo que se adapta a las necesidades concretas de cada zona. Por otro lado, el uso del vidrio en todos los ángulos y el hecho de que los espacios interiores se extiendan a lo largo de los balcones hacia el paisaje, supone fomentar una gran comunicación con el exterior, que evita la sensación de estar encerrado.

Comentario: Está establecida como una de las premisas principales de la arquitectura organicista, la integración del edificio en el entorno es total. Rodeada de árboles, rocas y cascadas, la casa se articula por medio de diferentes niveles, que funcionan como techo y terraza, de manera que la estructura resultante parece la reproducción arquitectónica del escenario natural en el que se integra. Pensada como vivienda unifamiliar, la casa Kaufmann encarna las convicciones del arquitecto estadounidense sobre la unidad entre los seres humanos y la naturaleza. Por ello, este edificio es sin duda la materialización de un ideal de la arquitectura organicista: poder vivir en medio de la naturaleza sin renunciar a las comodidades de la arquitectura moderna, es decir, conjugar ecología y progreso.  

Restauraciones y modificaciones: Posteriormente incorporaron un discreto sistema de calefacción, aire acondicionado y ventilación, así como un nuevo pabellón en la piscina.

5 comentarios:

  1. guau que hermosa esta casa, debes ser de ensueño vivir alli, muy buena obra de arte.

    ResponderEliminar
  2. La casa es impresionante, solo viéndola en imágenes ya me hago una idea de las proporciones que tiene que tener y además con un tipo de estructura muy bonita

    ResponderEliminar
  3. Buenos días a todos y muchas gracias por compartir tanto sobre arte. Para los que estamos dando los primeros pasos, este tipo de recursos nos ayuda mucho a aprender y mejorar. Les comento que hace un tiempo hice un curso y empecé a producir mis propios diseños. Estaría bárbaro que nos recomienden también otros sitios en donde salir a vender el diseño que producimos. Gracias y saludos desde Temperley, Buenos Aires!

    ResponderEliminar
  4. Muy buen comentario sobre esta obra arquitectónica pero no debería nombrarse el momento (fecha) en que esta fue realizada? Para así quién lo desconozca situarse temporalmente.

    ResponderEliminar