lunes, 4 de noviembre de 2013

TEMPLO DE ABU-SIMBEL


Los templos rupestres o excavados en roca son el otro ejemplo de colosalismo y maganificiencia egipcios.Están dotados de los mismos elementos que el otro tipo de templo, aunque, por razones obvias, el patio precede al pilono que en vez de ser exento está tallado en roca.

Entre todos estos templos está el de Ramsés II de la dinastía XIX en Abu-Simbel  (Nubia) que presenta cuatro colosos sentados de Ramsés II incrustados en el pilono formando un audaz altorrelieve que debió de resultar atrevido en el momento de su construcción.Estas estatuas de Ramsés II, de más de 20 m de altura están secundadas por las de su madre, su mujer y sus hijos, todas de tamaño menor.Sobre la puerta del templo se abre un pequeño nicho con la representación de Re-Horakhte, el dios al cual está dedicado el templo.Remata el conjunto un friso con 33 monos de 2 m de altura que miran a Oriente adorando al sol naciente.

Este templo reponde de forma excepcional a los objetivos del templo egipcio: su exterior es un verdadero autorretrato del poder faraónico; su interior es una sala de pilares presididos por estatuas de Ramsés, Osiris de 9 m de altura mostrando la union entre el dios y el faraón, la persona divina que garantiza el orden del mundo.

1 comentario:

  1. Oleeee los comentarios buenos de mi compadre :)

    ResponderEliminar