lunes, 24 de febrero de 2014

Anunciación y Visitación de Reims.



 La Anunciación y Visitación de Reims, es un conjunto escultórico gótico localizado en la fachada del crucero de la catedral de Reims. Su autor, desconocido, realizó la obra de 1230-60.

Respecto a la técnica, el conjunto se encuentra tallado sobre piedra. El acabado predominante es la policromía y es una obra donde podemos apreciar el notable realismo y naturalismo de las imágenes. Las imágenes van tomando rasgos más realistas y se vuelven más humanas porque son capaces de transmitir sentimientos ya que la expresividad de sus rostros hablan por si solas. 

 Esta composición, realmente esta compuesta por dos a su vez, como podemos observar en la imagen, la Anunciación y la Visitación se diferencian claramente. Esto es debido a que la Anunciación (las dos figuras de la izquierda) pertenecen al principio del gótico y la Visitación, pertenece a la fase clásica del gótico.
Funcionan de soporte arquitectónico, y en el conjunto, aparecen: 
En la Anunciación, el ángel con una sonrisa y movimiento en los brazos y María, que carece de expresión. En ambas figuras podemos observar los pliegues de la ropa rectos que nos señalan la verticalidad.
El la Visitación nos encontramos con María e Isabel, que ambas se encuentran embarazadas. Ambas figuras están en posición de contrapposto, y vemos como parecen que entablan una conversación por los gestos de los brazos y la cara. En este caso, el ropaje es más profundo y envuelven los cuerpos, como la técnica de paños mojados.
Estos rasgos da dinamismo al conjunto.
Las figuras se encuentran expuestas en primer plano atendiendo a la perspectiva.

Esta obra representa el tránsito del Románico al naturalismo gótico. Es na obra de estilo gótico, como ya he dicho anteriormente. Este estilo nació en la segunda mitad de siglo XII en Francia, cuando los arquitectos medievales decidieron sustituir el arco de medio punto por el ojival o apuntado, y la bóveda de cañón por la de crucería. En España llegará este arte un poco más tardío. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario