martes, 24 de marzo de 2015

Pórtico de la Gloria



Descripción: Este trabajo realizado en 1188, es la puerta de entrada occidental de la catedral de Santiago de Compostela (A Coruña). Actualmente están en buenas condiciones y su autor fue el maestro Mateo.

Aspectos materiales y técnicos: Esta obra se ha elaborado en granito y mármol, y su estilo es románico tardío. 

Análisis formal: El pórtico se divide en tres arcos. El arco central es el más grande, y también es el único que tiene tímpano. Está dividido por un mainel o parteluz con la figura del apóstol Santiago. A nivel horizontal, se distinguen tres registros, el inferior corresponde a las bases de las columnas y está decorado con animales fantásticos, el registro medio está formado por las columnas con las estatuas adosadas de los apóstoles y en la franja superior se sitúan los tres arcos que coronan las puertas. Las estatuas del Pórtico de la Gloria siguen las características del arte románico, como es la adaptación al marco arquitectónico, el horror vacui, la fidelidad a la narración bíblica, el uso de la policromía, el hieratismo, la jerarquización de los personajes y la solemnidad. Aún así, también se aprecian algunas características que anticipan el periodo gótico, como el dinamismo de los personajes y la relación entre ellos, el detallismo y el naturalismo de los rostros.

Comentario: El Pórtico de la Gloria representa la segunda venida de Jesucristo a la tierra para juzgar a los hombres. El tratamiento del tema está basado en el Apocalipsis y en los libros proféticos de Isaías, Daniel, Ezequiel y Esdrás. Siguiendo la lectura iconográfica del pórtico de abajo arriba, se halla el árbol genealógico de Jesucristo en la base del parteluz, seguido por la figura de Santiago vestido de peregrino, situado a los pies de la figura de Cristo, que ocupa la zona central del tímpano. En la parte posterior del parteluz, es decir, de cara al altar, se distingue la efigie del Maestro Mateo, autor del conjunto. Visualmente, siguiendo la composición iconográfica desde la base del parteluz hacia el tímpano, el espectador va pasando de la representación del ámbito terrenal a la representación del ámbito celestial. En el centro del tímpano se halla la figura de Cristo rodeado de los cuatro evangelistas, que al mismo tiempo, éstos se encuentran acompañados de ángeles. En las arquivoltas se esculpieron veinticuatro ancianos del Apocalipsis celebrando la gloria celestial. En la puerta lateral izquierda, se representa a Cristo con Adán y Eva, Noé, Moisés, Abraham y algunos profetas del antiguo testamento. En la puerta derecha, se describle el Juicio Final, Cristo y el arcángel San Miguel nos indican que a su derecha se situarán los elegidos, y a su izquierda, los condenados al infierno.

En la actualidad, el Pórtico presenta evidentes signos de deterioro en su estructura pétrea y sus capas pictóricas, por lo que es necesaria una urgente intervención que ayude a frenar este avance y prevenir futuros daños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada